Ultrasonido Ginecológico

Ultrasonido ginecológico

El ultrasonido o ecografía es un método de diagnóstico a base de ondas de sonido de alta frecuencia para producir imágenes del interior del organismo. No se utiliza radiación como en los rayos X. El ultrasonido obstétrico provee imágenes de un embrión o feto dentro del útero de una mujer y también del útero y los ovarios de la madre.

Es un examen que resulta útil para: establecer la presencia de un embrión o feto con vida, el tiempo de gestación, evaluar el bienestar general del feto y si su crecimiento es adecuado, diagnosticar anormalidades congénitas, ver la posición del feto, la placenta, cordón umbilical y líquido amniótico y el cuello de la matriz.

En casos de esterilidad o infertilidad nos permite determinar anormalidades de la matriz o utero asi como estado de los ovarios realizar diagnostico ecográfico de ovarios poliquisticos, tabiques o presencia de anormalidades endometriales o seguimiento folicular en el caso de estimulación ovárica para la realización de inseminación artificial.Con un ultrasonido transvaginal de 7.5 mhz se puede determinar a las 5 semanas la presencia de saco gestacional dando un mejor manejo a la paciente con esterilidad

A las 7 semanas para confirmar embarazo, cuantos bebés son, está dentro o fuera de la matriz, hay riesgo de aborto o alguna anormalidad, confirmar latido cardíaco, ver si coincide con la fecha de última regla. O a las 11-13.5 semanas menstruales para valorar datos en relación a síndrome de Down u otros síndromes.

El seguimiento de crecimiento fetal puede realizarse cada mes determinando datos de crecimiento armonico, cantidad de liquido y ganancia de peso fetal asi como determinar si existe alguna alteración en el feto o placenta. Manejo perinatológico primer nivel de ultrasonido en consultorio

No se conocen efectos nocivos en humanos con respecto a los ultrasonidos de diagnóstico habituales, tampoco con la 3ª ó 4ª. dimensión, en donde el estudio es igual al convencional, el trabajo en realidad lo hace la computadora del equipo.

En las primeras 14 semanas después de la menstruación, se prefiere hacerlo por vía vaginal, ya que se obtiene mayor información del embrión o del feto ya que las imágenes son de mucha mejor calidad que cuando se hace el estudio por el abdomen, además de que no hay que llenar la vejiga, con lo que se ahorra una gran incomodidad y no hay ningún riesgo para el embarazo aun en presencia de sangrado. En el resto del embarazo se hace por el abdomen.

El ultrasonido doppler color se maneja como ultrasonido de segundo nivel que determina el segundo nivel de ultrasonido que permite ver las venas y arterias del feto, placenta y cordón umbilical y valorar si hay una circulación adecuada o hay compromiso del feto y calcular el riesgo materno-fetal en el embarazo. Además de tomar las fotos de la carita del bebé, nos es muy útil en algunas malformaciones como son el labio leporino, espina bífida, etc., donde la imagen es mejor que en el ultrasonido convencional.



 

Algunos de los usos comunes del ultrasonido

El ultrasonido obstétrico es un examen clínico que resulta útil para: * establecer la presencia de un embrión/feto con vida.


  • * estimar el tiempo de gestación del embarazo. * diagnosticar anormalidades congénitas del feto.
  • * evaluar la posición del feto.
  • * evaluar la posición de la placenta.
  • * determinar si el embarazo es múltiple.
  • * determinar la cantidad de líquido amniótico alrededor del bebé.
  • * controlar la abertura o el acortamiento del cérvix.
  • * evaluar el crecimiento fetal.
  • * evaluar el bienestar general del feto.


Algunos médicos también utilizan el ultrasonido en 3D par tomar imágenes del feto y así determinar si se está desarrollando normalmente.

En un examen por ultrasonido, un transductor envía las ondas acústicas y recibe/registra las ondas causadas por el eco. Al presionar el transductor contra la piel, dirige al cuerpo pequeños pulsos de ondas acústicas de alta frecuencia inaudibles. A medida que las ondas acústicas rebotan en los órganos internos, fluidos y tejidos, el micrófono sensible del transductor registra cambios mínimos que se producen en el tono y dirección del sonido. Una computadora mide y muestra estas ondas de trazo en forma instantánea, lo que a su vez crea una imagen en tiempo real en el monitor. Uno o más cuadros de las imágenes en movimiento típicamente se capturan como imágenes estáticas. Pequeñas sequencias de las imágenes en "tiempo real" también pueden ser grabadas.

El movimiento del embrión o feto y los latidos del corazón se pueden observar como una película de ultrasonido continua. La mayoría de los dispositivos de ultrasonido también poseen un componente de audio que procesa los ecos producidos por la sangre que fluye por el corazón, los vasos sanguíneos y el cordón umbilical del feto. Es posible hacer que el oído humano pueda percibir este sonido, que fue descrito por pacientes como un sonido similar a un soplido.

El ultrasonido Doppler, una aplicación especial del ultrasonido, mide la dirección y velocidad de las células sanguíneas a medida que se mueven por los vasos. El movimiento de las células sanguíneas causa un cambio en el tono de las ondas acústicas reflejadas (denominado efecto Doppler). Una computadora recopila y procesa los sonidos y crea gráficos o imágenes a colores que representan el flujo sanguíneo a través de los vasos sanguíneos.

Los estudios mínimos en un embarazo son :

Primera Ecografía Obstétrica C.A.D. . Es la ecografía más importante de toda la gestación. El practicarla entre la 7 y 9 semanas permite estudiar el embrión con mínima posibilidad de error, transfiriendo toda su precisión a los exámenes posteriores.

Esta ecografía revela enfermedades que más adelante serían de casi imposibles de diagnosticar (útero bicorne y fibromas). Demuestra precozmente la enfermedad trofoblástica (cuando se forma un tumor en lugar de un bebé), pseudociesis (falso embarazo), placenta previa, embarazo múltiple, poli y oligoamnios, DIU con embarazo, malformaciones como anencefalia (sin cabeza), etc. Ninguna de estas condiciones es detectable con las pruebas químicas embarazo.

Segunda Ecografía Obstétrica. Debe hacerse entre la 12 y 20 semana, cuando evaluamos el crecimiento fetal y podemos detectar y corregir, o prevenir precozmente enfermedades del cuello de la matriz y de la placenta, como la placenta previa, abortos, incompetencia cervical, y malformaciones y alteraciones de la vitalidad fetal y del líquido amniótico, etc.

Tercera  Ecografía Obstétrica. Entre la 24 y 32 semana. Permite estudiar la evolución de los parámetros anteriores, la maduración placentaria y fetal y prevenir el parto pretermino. Puede visualizarse el sexo hacia las 28 semanas. Ultrasonido estructural 3 o 4 D

Cuarta Ecografía Obstétrica. Entre la 38 y 39 semanas. Además de todos los parámetro anteriores, indica la situación y posición fetales y la vitalidad fetal antes del parto.

Quinta Ecografía Obstétrica (Posparto): Como el mantener un especialista a disposición permanente no es siempre posible, se practica usualmente en el 2 o 3 día después del parto. Detecta restos ovulares, subinvolución uterina, abscesos y hematomas, endometritis, miometritis y ascitis. Su utilidad aumenta después de cesárea y de otros procedimientos quirúrgicos. Evita la radiografía de abdomen, la resonancia y tomografías

Dentro de las características mas importantes de la ultrasonografia y embarazo es el seguimiento del control prenatal que verdaderamente disminuye la cantidad de complicaciones en el embarazo asi como un mejor futuro del embarazo y recién nacido.