menopausia

Qué es la menopausia?

La menopausia es un cambio normal en la vida de una mujer, cuando cesan sus períodos menstruales. Es por eso que algunas personas se refieren a la menopausia como "el cambio de vida". Durante la menopausia, el organismo de una mujer comienza lentamente a producir una menor cantidad de las hormonas estrógeno y progesterona. Esto sucede a menudo entre los 45 y 55 años de edad. Se considera que una mujer ha entrado a la menopausia cuando no ha tenido un período por 12 meses seguidos, y no existen otras causas para este cambio. Al acercarse a la menopausia, puede tener síntomas de los cambios por los que está pasando su organismo.

Los períodos menstruales de todas las mujeres cesan al entrar a la menopausia. Algunas mujeres pueden no tener ningún otro síntoma. Sin embargo, al acercarse a la menopausia, puede que usted tenga:

  • Cambios en su período - pueden variar la frecuencia de los períodos, y el flujo de mes a mes.

  • Sangrado anormal y "manchas" - son comunes al acercarse a la menopausia. Sin embargo, si sus períodos han cesado por 12 meses seguidos y sigue teniendo "manchas", debería informar de este síntoma a su médico para descartar causas graves como el cáncer.

  • Golpes de calor - sentir calor en la cara, el cuello y el pecho.

  • Sudores nocturnos y problemas para dormir - estos pueden causar cansancio, estrés o tensión.

  • Cambios vaginales - la vagina puede volverse seca y delgada, y puede sentir dolor durante el coito y los exámenes vaginales. Puede también padecer más infecciones vaginales.

  • Perdida de la masa ósea esto puede causar pérdida de estatura y quiebre de huesos (osteoporosis).

  • Cambios en el estado de ánimo - tales como vaivenes de ánimo, depresión e irritabilidad.

  • Problemas urinarios - tales como pérdidas, ardor o dolor al orinar, o pérdidas al estornudar, toser o reírse.

  • Problemas de concentración o memoria.

  • Menos interés en el sexo y cambios en la reacción sexual.

  • Aumento de peso o incremento en la grasa corporal alrededor de la cintura.

  • Pérdida de densidad en el cabello o caída del mismo.

Algunas veces las mujeres más jóvenes necesitan una histerectomía (cirugía para extraer el útero y los ovarios) para tratar problemas tales como la endometriosis o el cáncer. Después de su cirugía, usted ingresará a lo que se conoce como menopausia inducida o quirúrgica. Esta es la menopausia que le sucede a su cuerpo inmediatamente, y es causada por la cirugía. Ya no tendrá más períodos menstruales. Debido a que extraerán sus ovarios, puede que tenga muchos síntomas menopáusicos inmediatamente, en lugar de gradualmente.

¿Qué es la menopausia prematura?

La menopausia prematura es la menopausia que sucede antes de los 40 años de edad - ya sea natural o inducida. Algunas mujeres llegan a la menopausia prematura a causa de:

  • antecedentes familiar (genes)

  • tratamientos médicos, como cirugía para extraer los ovarios

  • tratamientos para el cáncer, como la quimioterapia o radiación en el área pélvica

Muchas mujeres en la perimenopausia y en la menopausia se sienten deprimidas e irritables. Disminución de estrógeno e incremento de hormonas sexuales cerebrales desencadena cambios, causando depresión. Sentimientos negativos sobre la menopausia y el envejecimiento otros factores que desencadenan la depresión son:

  • aumento del estrés

  • padecer de síntomas graves de la menopausia

  • fumar

  • ser físicamente inactiva

  • no ser feliz en su relación o no tener una relación

  • no tener trabajo

  • no tener suficiente dinero

  • baja autoestima (cómo se siente acerca de sí misma)

  • no tener el apoyo social que necesita

  • lamentarse por ya no poder tener hijos

Los cambios en el sangrado son normales al acercarse a la menopausia. Existen también otras causas comunes de sangrado en los años posteriores a la menopausia. La disminución en los niveles de estrógeno de su organismo puede hacer que los tejidos que revisten la vagina se tornen más delgados, más secos y menos elásticos. A veces este revestimiento puede romperse o inflamarse fácilmente y sangrar. También puede lesionarse durante el coito o incluso durante un examen ginecológico.. Algunas de las otras posibles causas de sangrado anormal son:

  • fibromas

  • el uso de píldoras anticonceptivas

  • un desequilibrio hormonal

  • masas no cancerosas en el revestimiento del útero


En algunas mujeres, muchos de los síntomas de la menopausia desaparecerán con el tiempo sin ningún tratamiento. Otras mujeres decidirán obtener tratamiento para sus síntomas y para prevenir el deterioro de los huesos que puede suceder cerca de la menopausia. Los tratamientos pueden incluir medicamentos recetados que contienen ciertos tipos de hormonas que sus ovarios dejan de producir cerca de la menopausia. La terapia hormonal puede contener sólo estrógeno o estrógeno con progestina (para mujeres que todavía poseen su útero o matriz). La terapia con estrógeno suele recibirse por medio de una pastilla, un parche para la piel, en forma de crema o gel, o con un dispositivo intrauterino (IUD, por sus siglas en inglés) o anillo vaginal. Cómo se toma el estrógeno depende de su propósito.

Beneficios: La terapia hormonal puede ayudar con la menopausia al:

  • reducir los golpes de calor

  • tratar la sequedad vaginal

  • aminorar el paso del deterioro de los huesos

  • reducir los vaivenes de ánimo y la depresión


En las mujeres que poseen su útero, tomar estrógeno por sí solo, sin progesterona, aumenta su riesgo de padecer cáncer del endometrio (cáncer del recubrimiento del útero). Agregar progesterona a la terapia hormonal disminuye este riesgo.


  • sangrado

  • edema

  • sensibilidad en los senos o agrandamiento de los mismos

  • dolores de cabeza

  • cambios en el estado de ánimo

  • náuseas

Sabemos que la terapia hormonal puede ser una forma de solucionar los síntomas de la menopausia. Bajo un control adecuado de la menopausia se pueden determinar alteraciones que se pueden prevenir y dar tratamiento. Así se deben realizar una serie de exámenes cada 6 a 12 meses mientras exista la terapia hormonal de reemplazo.Papanicolao y colposcopia. (Pacientes con útero) para determinar aliteraciones en el cervix y niveles hermanales así como la valoración del epitelio vaginal para una funcionalidad adecuad en las relaciones sexualesDensitometría ósea. Es el estudio de la masa ósea en relación con la pérdida de tejido tanto en columna lumbar como en cadera siendo estas dos zonas las de más descalcificación y porcentaje de fracturasMasto grafía. Es importante la toma de este estudio previo al inicio de la terapia hormonal de reemplazo, se determina si existen lesiones benignas o malignas de las glándulas mamarias y se realiza un pronóstico o la cancelacion del tratamientoPerfil hormonal. Este estudio nos permite valora las hormonas sexuales tantos cerebrales ( fsh y lh ) que se incrementa notablemente en este periodo son las responsables en mucha, medida de la sintomatología neurovegetativa de la paciente que cursa esta etapaUltrasonido ginecológico. Es bien sabido los trastornos ginecológicos que se asocian a la placiente con esta edad, miomatosis uterina, adenomiosis, endometriosis que se tiene que valorar si es aconsejable la realización de histerectomía previo a la terapia hermanal de reemplazo. Así como la visualización y seguimiento del tamaño de los ovarios ya que en esta etapa se incrementa el porcentaje de patología de este órgano. Estos estudios obligatorios cada año

Medicina alternativa

· Soja. Esto contiene fitoestrógenos (substancias similares al estrógeno provenientes de una planta). Sin embargo, no existe ninguna prueba de que la soja, u otras fuentes de fitoestrógenos, alivian verdaderamente los golpes de calor. Y los riesgos de tomar soja, especialmente las pastillas y los polvos, no se conocen. También puede obtener soja de los alimentos. Algunos de los productos de soja son el tofu, el tempe, la leche de soja, y las nueces de soja. Es más probable que estos productos surtan efecto en golpes de calor leves.

· Otras fuentes de fitoestrógenos. Incluyen a las hierbas tales como la cimifuga racemosa (black cohosh), miembro de la familia de las ranunculáceas, el camote salvaje, el dong quai, y la raíz de Valeriana.

Puede que los productos provenientes de las plantas parezcan ser más naturales o más seguros que otros tipos de hormonas, pero no existen pruebas de que lo sean. Tampoco existen pruebas de que éstos sean mejores para aliviar los síntomas de la menopausia. Asegúrese de hablar acerca de los productos herbarios con su médico antes de tomarlos. También debería decirle a su médico si está tomando otros medicamentos, ya que algunos productos herbarios pueden hacerle daño si se combinan con otras drogas.

: